27 de septiembre de 2016

Miércoles de protesta de maestros; ¿El objetivo? Incendiar el estado


Este lunes y martes, en lo que iba a ser una semana especialmente mediática por la histórica suspensión de derechos del gobernador Javier Duarte de Ochoa en el Partido Revolucionario Institucional, “casualmente” reiniciaron las protestas magisteriales en Veracruz.

La entidad veracruzana se había mantenido al margen de las protestas de maestros que en el país sobresalen en los estados de Chiapas, Guerrero, Oaxaca y Michoacán, donde las protestas se han radicalizado al grado de no sólo tomar edificios públicos, sino de cometer actos vandálicos en aras de una “lucha magisterial” contra la Reforma Educativa y hasta por los 43 de Ayotzinapa.

Pero este lunes y martes comenzaron a arreciar las protestas de los maestros, encabezados por Ricardo Diz Herlindo, dirigente del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Estado y del Magisterio (SUTSEM); con una logística casi exacta a la de una campaña electoral, grupos minúsculos (el más grande no rebasaría de 40 personas) tomaron instalaciones de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) y cerraron el paso de calles y carreteras de tráfico intenso en prácticamente todo el estado.

Lo anterior, justifican, es porque no se les ha pagado el Bono de Imagen (para que los maestros compren gel para el cabello, tinte, zapatos, ropita, etc.), Rezonificación (si usted trabaja, por ejemplo, en Xalapa y cambia su plaza a Veracruz, se le tiene que pagar la diferencia de salarios de la zona), así como apoyos carrera magisterial y otras “conquistas” sindicales.

Mientras este grupo del SUTSEM --del cual comentan tiene cerca de 4 mil afiliados-- realizaba estragos especialmente en Xalapa al cerrar todos los accesos, decenas de miles de automovilistas se vieron afectados y muchos llegaron retrasados a sus centros de trabajo o estudio.

Con dos días de protesta y la circulación ahogada de la capital veracruzana, el Gobierno finalmente dialogó con los líderes magisteriales: por la mañana de este martes, el gobernador Duarte de Ochoa se reunió en privado con el líder del SNTE-56, Manuel Arellano Méndez, que cuenta con cerca de 20 mil agremiados, donde se calendarizaron pagos. Por su parte la titular de la SEV, Xochitl Adela Osorio; el titular de Secretaría de Finanzas, Antonio Gómez Pelegrín; y el secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado, tuvieron reuniones similares con el líder del  SUTSEM, Ricardo Diz Herlindo, y minutos después con representantes del SETSE. En ambos casos se les hizo la misma propuesta y en ambos casos la respuesta fue favorable para todas las partes.

No obstante, para este miércoles nuevamente se anunció que habrá movilizaciones en todo el estado y de la nada surgió --con todo y logotipo-- un grupo autollamado “Magisterio Unido Veracruzano”, donde anuncian los siguientes bloqueos, además de la toma de instalaciones de la SEV y Finanzas, en Xalapa:

XALAPA: Avenida Xalapa y Ruiz Cortines a la altura de Finanzas. Venustiano Carranza esquina con la calle el Dique. Calle Atletas esquina Venustiano Carranza. BANDERILLA: Boulevard Xalapa-Banderilla a la altura de La Martinica en ambos sentidos. BOCA DEL RÍO: Boulevard Adolfo Ruiz Cortines. COATEPEC: Carretera Coatepec–Xico a la altura de Zimpizahua. ALTOTONGA: Carretera Perote–Teziutlán y Perote–Martínez de la Torre a la altura de la comunidad Santa Cruz municipio de Altotonga. PEROTE: Calle Zaragoza entre Guerrero e Hidalgo. Calle Humboldt frente a Bodega Aurrera. VERACRUZ: Calle 20 de Noviembre esquina Manuel Doblado, Colonia centro a la altura de la Iglesia del Cristo. Calle 5 de Mayo esquina Rayón, Colonia centro a la altura de Palacio Federal. LERDO DE TEJADA: Carretera federal 180 entrada a Lerdo de Tejada a la altura del rastro. Carretera federal 180 a la altura de la localidad de Tecolapilla en la salida de Lerdo de Tejada hacia Alvarado. SAN ANDRÉS TUXTLA: Entrada a San Andrés Tuxtla a la altura de la Universidad del Golfo. COSOLEACAQUE: Carretera transístmica km 26.7 esquina con la autopista Cosoleacaque–Acayucan. CÓRDOBA: Boulevard Córdoba–Fortín colonia Dos Caminos, como referencia a la altura del Buen Tono.  Avenida 11 calle 28 como referencia frente a la escuela ESBAO. MISANTLA: Calle principal a la altura de la Escuela de Bachilleres Alfonso Reyes EBAR. MINATITLÁN: Carretera libre 180 a la altura de la empresa de autos 10. SANTIAGO TUXTLA: Carretera federal entrada a Santiago Tuxtla a la altura de las oficinas de la CFE esquina calle Flores Magón. Carretera federal 180–San Matías–Santiago–San Andrés Tuxtla. CATEMACO: Carretera Federal Acayucan–Catemaco a la altura del Puente.  Carretera federal 180 tramo Catemaco–Hueyapan de Ocampo a la altura del Puente Canseco. POZA RICA: Boulevard Ruiz Cortines. ORIZABA: Poniente 7 Sur 22 colonia Marco Antonio Muñoz como referencia los Arcos. ALVARADO: Carretera 180 a la altura de la entrada al municipio.

Como se observará, este miércoles nuevamente las protestas causarán caos por varias calles y caminos de Veracruz. De acuerdo a fuentes consultadas, se trata de maestros que se irían “por la libre”; es decir, supuestamente no obedecerán a sus líderes (ajá) y entonces se irán a las calles para manifestarse por los adeudos.

Este martes, desde EnlaceVeracruz212, se comentó en la editorial que quien podría estar detrás de estas movilizaciones tan calculadas y perversas podría ser el gobernador electo, Miguel Ángel Yunes Linares, calculando el tiempo preciso para desencadenar una furia colectiva de la sociedad veracruzana afectada por los bloqueos, así como terminar de desgastar la imagen de la administración actual.

No es casualidad (en política no existe) que en dicha semana donde se hace un anuncio importante desde la sede del PRI nacional, se reactiven los movimientos magisteriales, y empiecen por el sindicato que encabeza Ricardo Diz Herlindo, quien abiertamente apoyó a Miguel Ángel Yunes Linares como su candidato a la gubernatura.

Y es que mientras la dirigencia del SUTSEM argumente que ellos ya se sentaron a dialogar, resulta que ahora los maestros salieron más rebeldes que la esposa del “gober delicado” de Chiapas y van a protestar sin la luz verde y la bendición de sus líderes.

Nuevamente el caos para terceras personas, nuevamente todo un aparato que casualmente se moviliza cual relojito en puntos estratégicos, provocando el hartazgo e incendiando al estado en lo que aparentemente es una causa justa, pero que es usada para fines perversos lejos de la casualidad. A ver si esto no se sale de control.

Que tenga buen miércoles… bloqueado.

@pablojair - enlaceveracruz212.com.mx

22 de septiembre de 2016

¿Era necesario dar a conocer a los presuntos curas homosexuales?


Hace poco tuvimos la oportunidad de entrevistar a la activista de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Transgénero e Intersexual (LGBTTI), Amaranta Gómez Regalado, la primera diputada transexual reconocida en este país, y le preguntábamos si no era una forma de chantaje el amenazar con dar a conocer los nombres de curas homosexuales. Que si no había una invasión a la vida privada.

Amaranta recordó --palabras más, palabras menos-- que en contraparte existen muchos casos conocidos de curas pederastas que también han hecho daño a muchos niños y que son protegidos desde las altas esferas del poder.

Definitivamente resulta difícil y problemático defender una posición de la Iglesia Católica cuando son muchas atrocidades que han cometido a lo largo de la historia: desde la Santa Inquisición hasta los lamentables abusos del padre Marcial Maciel (que le costaron una fuerte censura y boicot publicitario a la televisora CNI Canal 40); o los casos de niños violados por sacerdotes que se reflejan en la película ganadora del Óscar, “Spotlight”.

No se puede compartir la misma opinión (aunque tengan derecho de expresarla bajo el manto de la libertad de expresión) de la condena a la comunidad gay por parte de los sectores más conservadores de la Iglesia Católica, así como a sus subsecuentes críticas en contra del matrimonio igualitario, la adopción, entre otras lindezas.

En pocas palabras, la Iglesia Católica carece de autoridad moral, históricamente, para juzgar y se supone que no debe hacerlo, según su libro favorito y más vendido en el mundo: “7:1 No juzguen, para no ser juzgados. Lucas 6, 37 Romanos 2, 1… 7:2 Porque con el criterio con que ustedes juzguen se los juzgará, y la medida con que midan se usará para ustedes. Marcos 4, 24 Lucas 6, 38… 7:3 ¿Por qué te fijas en la paja que está en el ojo de tu hermano y no adviertes la viga que está en el tuyo?... 7:4 ¿Cómo puedes decirle a tu hermano: "Deja que te saque la paja de tu ojo", si hay una viga en el tuyo?... 7:5 Hipócrita, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano. (Evangelio de Mateo, capítulo 7)”.

Tampoco se puede decir que todo en la Iglesia Católica, como en la comunidad LGBTTI, es malo: hay ejemplos de sacerdotes comprometidos con sus feligreses, son luchadores de derechos humanos y críticos de sus propias estructuras. Somos testigos de ello en la comunidad La Patrona.

No obstante, parece excesivo el que este jueves se hayan dado a conocer las presuntas preferencias sexuales de jerarcas católicos (entre los que destaca el nombre del Arzobispo de Xalapa, Hipólito Reyes Larios) especialmente si este tipo de prácticas se ejercen en la vida privada.

Durante mucho tiempo, especialmente en el ámbito político, la mayor revelación mediática para generar escándalos era filtrar que ciertos enemigos políticos y funcionarios de gobierno eran homosexuales “de closet” (como si la vida privada en el servicio público en realidad fuese tan secreta); que se le atribuían encuentros con jovencitos o que era una mujer lesbiana o “marimacha”. Prácticas dolosas, ataques muy denigrantes a una persona, más allá de la calidad del ser humano señalado.

Actualmente pareciera que dichos ataques ya no funcionan tanto. De hecho el decir que una persona es homosexual ya no surte el mismo efecto de antes, donde reinaba una sociedad “mocha”, pero que a la larga fue flexibilizando y permitiendo espacios para la comunidad LGBTTI. La misma Amaranta, como activista de dicho grupo, reconoció que era un avance, por ejemplo, el que existiera un propuesta presidencial para matrimonios igualitarios al respecto, aunque faltara mucho por seguir en su lucha.

Pero el asunto ahora es preguntarse si lo avanzado en dicha cruzada no se verá empañado por una situación de invasión hacia la intimidad o vida privada de los curas, independientemente de si este tipo de imputaciones sean verdad o no. Y es que si bien algunos sectores de la Iglesia Católica condenan dogmáticamente y con índice de fuego a la comunidad LGBTTI, la respuesta de éstos parece ser peor, cayendo casi al mismo nivel de decir que ser sacerdote homosexual es malo.

Es decir, se supone que gran parte de la lucha de la comunidad gay es precisamente quitar los prejuicios, desaparecer los estereotipos de los homosexuales, hacer conciencia de no ridiculizarlos por su condición, preferencia y orientación. No satanizarlos falsamente como violadores y asesinos.

Pero ahora la misma comunidad LGBTTI (o al menos un sector muy radical) ha estado optando por hacer lo mismo con quienes fueron sus verdugos por mucho tiempo, y la radicalización --muy peligrosa-- de sus acusaciones han decaído en precisamente hacer estereotipos de sacerdotes como violadores y homosexuales de closet.

Creo que lo más sabio es decir “Cada quien hace de su koolo un papalote”; y si en este caso los sacerdotes están faltando a sus votos sagrados junto a mayores de edad, ya quedará en el castigo divino o en la determinación de las presuntas víctimas para actuar judicialmente en contra de sus presuntos violadores.

Hoy existen las instancias para ventilar asuntos de tal naturaleza, y si bien la cúpula católica no deja de tener una influencia importante en el poder, bastante se ha avanzado también en medios de comunicación, mínimo, para revelar estos señalamientos, especialmente si se ven involucrados menores de edad, que es en contra de la ley.

Por el momento, la sola idea de atacar a la Iglesia Católica haciendo una acusación tan ligera como la de que existen curas gay, puede resultar contraproducente; caerían casi al mismo nivel del Vaticano cuando expulsó a Krzysztof Charamsa, el sacerdote polaco que confesó abiertamente su homosexualidad y hasta presentó a su pareja, por lo cual fue castigado y suspendido.

O tal vez esos que quieren confrontación con la Iglesia simplemente deban recordar que la mayor parte de este país sigue siendo pagano, guadalupano, católico y ultra religioso. Lesbianas y gays, incluidos, porque “se supone que todos somos hijos de Dios”, como diría el buen Alex Lora.

@pablojair
enlaceveracruz212.com.mx

7 de septiembre de 2016

¿Salida de Videgaray reducirá ataques a Veracruz?


En los altos círculos de la política estatal se ha comentado constantemente que Veracruz ha servido como un distractor a los escándalos propios del gobierno de la república.

Como ejemplo reciente tenemos la desafortunada decisión de invitar al candidato republicano a la Presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, a la residencia oficial de Los Pinos para entrevistarse con el presidente Enrique Peña Nieto, situación que sólo se convirtió en una de las peores crisis porque las que haya pasado el presidente.

Envuelto en un escenario de desplome en su credibilidad, con una imagen por los suelos, a Peña Nieto parece que nadie le dijo que era una malísima idea traer a quien ha insultado un día sí y el otro también a los mexicanos, con un discurso racista, xenófobo y grosero.

Según cuentan las crónicas nacionales, al que se le ocurrió la brillante idea de traer a Trump para mandar ¿un mensaje de calma a los mercados? (seguramente Doña Pelos, la de las garnachas del Jáuregui, estaba muy preocupada) fue precisamente al secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso.

Videgaray, “Megamente”, nunca calculó que ese “mensaje de calma a los mercados” sólo le costaría un duro golpe al Presidente; que su influencia sobre el Ejecutivo quedo evidenciada, pero además le costó el cargo.

Aunado a lo anterior, resulta bastante curioso con este reciente escándalo, se hayan activado las baterías contra el gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa.

Lo anterior se constata por que desde la semana pasada el tema en Veracruz estaba en calma, más allá de los serios señalamientos que se tendrán que derivar ante las instancias correspondientes. Había un timing también a favor porque la muerte de Juan Gabriel opacó cualquier noticia y escándalo político.

Lo mismo deben haber pensado Videgaray y Los Pinos, quienes también tenían encima el tema de la tesis “plagiada” de Peña Nieto que se anunció como la “gran” investigación periodística, que al final de cuentas resultó un misil útil para golpear al titular del Poder Ejecutivo: una raya más al tigre.

Pero lo de Donald Trump fue lo que vino a ocasionar el caos, y ni la muerte de Juanga pudo ocultar algo tan verdaderamente vergonzoso, especialmente por la manera en que la figura presidencial quedó tan destruida y bajo los pies del candidato pendenciero, con cuya visita aumentaron sus cifras en las encuestas y ahora parece tener una ligera ventaja sobre su competidora Hillary Clinton.

Y como dicho escándalo no terminaba y prácticamente la ideota de Videgaray vino a arruinarle el panorama a los gringos, parece que la solución más obvia era reactivar al Auditor Superior de la Federación y al jefe de la oficina del Servicio de Administración Tributaria (ambos muy ligados a Hacienda) y meterlos a los noticieros para darle vuelo al tema de los adeudos, las empresas fantasma y demás temas conocidos.

Aunado a lo anterior, otro cercano a Videgaray, el presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, también lanzó misiles contra Duarte al mismo tiempo.

En política nada es casualidad: es bastante curioso que ambos personajes hayan aparecido en cadena nacional con la misma encomienda. Nunca antes --como así lo subrayó el auditor Juan Manuel del Portal en sus acusaciones-- se había visto que dos funcionarios de alto nivel y un presidente del mismo partido, atacaran con todo a un mandatario estatal.

Lo peor de todo es que la estrategia sólo debilitó al mismo PRI y al Gobierno Federal, pues al desgastar a uno de los suyos, los únicos que se entrampaban a sí mismos eran el tricolor, Peña Nieto y anexas. Por más que usaran el discurso de la anticorrupción y la justicia, para la percepción ciudadana queda una falta de autoridad moral: o todos coludos o todos rapados.

Otro factor que sin duda fortaleció y puso en claro la influencia de cada quien en el gabinete, fue que la sobrina del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, la canciller Claudia Ruiz Massieu, quien ya había amenazado con renunciar por la injerencia de Videgaray en su área de trabajo: nunca le consultaron la llegada de Trump a tierras mexi-nacas.

Habrá que ver si es cierto lo de Veracruz como el distractor favorito de los escándalos del gobierno de la república, ahora con la salida de Videgaray. Por lo pronto la llegada de José Antonio Meade Kuribreña habla del arribo de un político serio quien, lejos de protagonismo, ha sabido resolver problemas sin hacer tantas olas.

EPÍLOGO: Con la salida de Videgaray y sus estrategias de tenebra, se fortalece el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pero también entra en el panorama José Antonio Meade; en Veracruz también fortalecen el grupo del gobernador electo Yunes Linares (aliado del Grupo Hidalgo) y el senador Yunes Zorrilla.

@pablojair
enlaceveracruz212.com.mx

6 de septiembre de 2016

Bienvenido sea UBER a Veracruz


Durante mucho tiempo, el servicio de taxi en Veracruz se ha salido con la suya al no tener una competencia real en el rubro de transporte público. Hacen protestas, acosan a otros automovilistas y hasta se han rentado como espías de delincuencia organizada.

Han servido también como parte de grupos de choque o de movilización para mítines políticos, bajo el entendido de que recibirán las ansiadas concesiones para repartir al mejor postor.

En Veracruz recientemente ha circulado la versión de la entrada del servicio UBER a Xalapa y a la zona conurbada de Veracruz y Boca del Río (no se sabe si también les tocará otras plazas) y los primeros que obviamente están repelando son los líderes taxistas.

Este martes, por ejemplo, al encontrarse al gobernador Javier Duarte en pleno centro de la capital veracruzana, abordaron al mandatario para pedirle una audiencia con el pretexto de que estaban preocupados por una eventual entrada de UBER a Veracruz.

Pero la realidad es que al llegar al Palacio de Gobierno, el tema fue las concesiones que están exigiendo (hasta se les olvidó lo de UBER); algunos líderes incluso llegaron a pedir hasta 100 por cabeza.

Y es aquí donde uno se pregunta, ¿no son los taxistas los que siempre se quejan de que ya están saturados de unidades en la capital xalapeña y todavía quieren más?

Pregúntele a cualquier chofer y éste le dirá que en los últimos años se otorgaron miles de concesiones y placas de taxi, elevándose las cifras de dichas unidades. Según cálculos de autoridades, mientras en Xalapa hace 12 años existían algo así como 2 mil unidades, hoy casi llegan a las 15 mil, contando las de la zona conurbada con Banderilla, San Andrés Tlalnehuayocan y Las Trancas.

Según la leyenda popular, un taxista se podía dar el lujo hasta de sostener dos casas con sus respectivas familias, pero con la entrada de más taxis hoy a duras penas alcanzan para la “cuenta”: el pago diario que deben hacer al propietario del vehículo que oscila entre los 250 a 350 pesos.

¿Y así están pidiendo más concesiones los líderes? ¿No les suena incongruente?

Pero si realmente el motivo fuese la preocupación por la entrada de UBER, pues parece que muchos apoyarían --entre ellos, su servilleta-- esta medida dada la mala imagen y pésimo servicio que la mayoría (no todos) de los taxistas tienen.

La verdad es que el gremio ha tenido desde siempre la oportunidad para poder mejorar su servicio y hasta a depurar a los malos choferes que dan mala fama a los ruleteros, pero cada día más se empeñan en hacer ley su forma de actuar por las calles de cualquier ciudad. Un ejemplo, los bloqueos intermitentes que hacen en la terminal de camiones CAXA, donde presionan para que los dejen cargar pasaje a pesar de no tener licencia para operar en una zona federal. Otro ejemplo, de muchos por cuantificar: cobrar tarifas de acuerdo a su conveniencia.

Y es que los señores no entienden que no es por gusto, sino por necesidad que uno usa el servicio de taxi; si no han querido mejorar el mismo o se quejan amargamente del exceso de unidades (que al parecer no le interesa a los líderes), entonces el problema han sido ellos.

Tampoco pueden decirse que son aliados del partido del poder, porque el mito de la movilización quedó derrumbado en las pasadas elecciones cuando supuestamente se rentaron para apoyar al candidato priista Héctor Yunes Landa, pero terminaron retacando las urnas a favor del gober ansioso Miguel Ángel Yunes Linares.

Así que los taxistas no tienen mucho margen para negociar, excepto lo que saben hacer: bloquear calles, cerrar avenidas, causar caos… ¿Qué se podría esperar de alguien que no entiende razones?

Por eso no es descabellado ni nada desagradable la idea de que UBER comience a operar en la capital veracruzana o en la zona conurbada. Muchos jóvenes de la nueva generación (de esos que están pegados al celular hasta buscando pokemones) se darán el gusto de pedir vía celular una unidad sin tener que salir a la calle, ser avisados cuando la unidad arribe, identificar plenamente a su conductor, viajar en unidades limpias y pagar vía tarjeta, para así no andar batallando con la muletilla de todo taxista: “¿No trae cambio?”.

Pero el meollo del asunto es que no es la entrada de UBER a Veracruz, sino la propia ambición de los líderes la que mantiene a los taxistas al punto de irse al carajo por muchos usuarios hastiados del mal servicio.

EPÍLOGO: Que al gober ansioso Miguel Ángel Yunes Linares lo detuvieron en el retén de Las Trancas, en la salida de Xalapa, porque con su caravana de camionetotas lo confundieron con narco o naco, vaya usted a saber… Debe haber sentido igual que Morales Lechuga, a quien el 21 de septiembre de 1995 le mandó policías a Poza Rica y le cortó cartucho frente a su familia nomás para acalambrarlo. Pinshi karma, wee.

@pablojair
enlaceveracruz212.com.mx