17 de enero de 2017

Desde 2011 se sabía de los medicamentos clonados contra el cáncer


Este lunes, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares hizo una declaración relevante y cruel (algunos lo catalogan como un crimen de lesa humanidad): que durante el sexenio de Duarte a niños enfermos de cáncer se les estuvo administrando falso medicamento.

El caso en sí es alarmante; según el mandatario estatal, se continúa indagando: “No ha concluido la investigación, pero sí tenemos el resultado de que una quimioterapia que se aplicaba a niños no era el medicamento… lo que me parece un pecado brutal”, expresó el mandatario en rueda de prensa.

En la revelación no hubo mayores datos; no se dio a conocer quién suministró el medicamento, quiénes estuvieron a cargo; es decir, hasta el momento no hay responsables ni denuncia oficial, según lo dicho por Yunes Linares, ante un señalamiento muy grave.

Fue la noticia del día y se extrapoló hasta este martes, donde todavía hay reacciones en medios y redes sociales. Claro que ya urge que detengan a Javier Duarte y esta revelación se sume a la lista de delitos que lo persiguen; es imperdonable… No tiene poca madre, por decirlo en un sentido más coloquial… Urge que los responsables respondan ante la ley con una investigación bien sustentada.

Pero también habría qué ver el momento en que Yunes las da a conocer; en política, especialmente en tiempos electorales, cualquier revelación de esta naturaleza lleva un fin que no necesariamente es la justicia. A eso se le suma que tales atrocidades son creíbles por el cúmulo de abusos y excesos documentados (y los que faltan seguramente por revelar) del sexenio Duartista.

Es decir, Duarte ya no sólo es el peor gobernador en la historia de Veracruz; no sólo es el más corrupto y el más ratero, sino que también está casi a niveles de un genocida.

En sí la filtración de Yunes Linares (y, ojo, lo analizaremos sólo como mero mensaje) es muy mediática y escandalosa, además de oportunista; minimiza cualquier otra noticia grave que ocurra en el estado:

1.- NIÑOS: el sector más vulnerable e inocente que obliga a poner una atención extra en la opinión pública.

2.- NIÑOS CON CÁNCER: imágenes poderosas que remiten, por ejemplo, para vender historias en el Teletón y que el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes ha tratado de erradicar para evitar su explotación y proteger a ese sector.

3.- NIÑOS CON CÁNCER A LOS QUE LE DIERON MEDICAMENTO FALSO: El grupo más vulnerable e inocente que obliga una atención extra en la opinión pública pero que además estuvieron condenados a morir. Un delito, por donde se le vea.

Claro que es indefendible una situación tan grave y no es para minimizarse, pero la noticia de los medicamentos clonados surgió desde 2011, cuando el entonces contralor del estado, Iván López Fernández, dio a conocer “la existencia y aplicación de medicamentos clonados a pacientes del Centro Estatal de Cancerología (Cecan), ante lo cual se ha iniciado una investigación a fondo para conocer al responsable y saber si las medicinas contenían fórmulas similares o se trataban de meros placebos”. (La Jornada Veracruz, nota del reportero Jair García, fechada el 2 de junio de 2011).

En el mismo medio, en nota del 21 de julio, se dio a conocer que se iniciaban “procesos administrativos en contra de funcionarios de la Secretaría de Salud (SS) estatal que clonaron medicamentos… Se trata de personal que durante esta administración compró y distribuyó medicamentos clonados o piratas del laboratorio Roche entre pacientes del Centro Estatal de Cancerología (Cecan)”.

El 4 de octubre de 2011, López Fernández reveló que ya se le había dado aviso a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) sobre el proveedor del medicamento “clonado o cambiado”, pero el caso se fue perdiendo en el tiempo.

En ese entonces, el secretario de Salud era el doctor Pablo Anaya Rivera, ex alcalde de Poza Rica y quien es señalado por varias voces como el responsable directo de la caótica situación financiera que existe en la Secretaría de Salud. La última vez, a Anaya se le confirió el cargo de Delegado Distrital del PRI en Papantla.

Pero en el Veracruz actual y con menor ruido, este lunes también trascendieron que existen ya miles de trabajadores en paro de brazos caídos, entre los que se destacan los del Consejo Veracruzano de Investigación Científica y Desarrollo Tecnológico (Coveicydet); El Colegio de Veracruz (Colver) y el Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (COBAEV), donde la dirigente sindical es la senadora priista suplente Erika Ayala Ríos, quien informó que este lunes y martes están suspendidas las actividades en los 70 planteles del COBAEV del estado, con huelga de más de 4 mil trabajadores.

Al menos estas tres entidades se sumaron al reclamo del pago de quincenas pendientes del año pasado, aguinaldos y otras prestaciones, rubros que por ley (o por humanidad) ya deberían haber sido cubiertos y para lo cual el Gobierno de Veracruz se volvió a endeudar pidiendo un préstamo bancario para pagar los compromisos de salarios a empleados estatales.

Pero la respuesta del gobernador (ya con menor estridencia por la revelación de los niños con cáncer) fue en el sentido ya conocido por todos: el de descalificación: acusó, por ejemplo, en el caso del Colegio de Veracruz, que su rector recibe un salario oneroso de 90 mil pesos y que hay exceso de personal.

Se repite y se está de acuerdo con el gobernador: es brutal lo que ocurre con el caso de los niños con cáncer, pero él mismo ha socorrido al cuento de que se vive una “crisis humanitaria” y una “emergencia financiera” en el estado y no necesariamente relacionada a la salud, sino también a la falta de liquidez del gobierno, los problemas laborables, las deudas, el cierre de empresas y diversos problemas en los que tiene injerencia el gobierno estatal.

Y es que el ocultar los problemas o hacer caso omiso a ellos con anuncios mediáticos, descalificativos y escandalosos quizás le resulte al mandatario por el corto plazo que representa su gobierno.

La cantaleta de que la anterior administración le entregó un gobierno en situación catastrófica y cuyas repercusiones se extenderán por los dos años de gobierno actual, le darán a Yunes Linares argumentos para decir que el villano favorito es Duarte, todo es culpa de Duarte y debemos creerlo así, porque definitivamente Duarte y su pandilla se pasaron de gaver en muchas cosas… como el caso de los medicamentos clonados, aunque ya se sabía desde 2011.

EPÍLOGO: Que en el rancho El Faisán siempre se ha sabido que opera la delincuencia organizada. Que ya ha habido antes operativos en el mismo punto… ¿entonces nomás están reciclando aseguramientos y expedientes en la Procuraduría o la Fiscalía? ¿De qué se trata, pues?

@pablojair

15 de enero de 2017

Si quiere que se le dé trato de gobernador, que se comporte como tal


Este domingo, desde muy temprano, la diputada federal por Coatzacoalcos, Rocío Nahle, escribía en su Facebook un mensaje contundente dedicado al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares:

“Que no se queje!!! Quién inició con las acusaciones falsas? Quién abrió fuego político ? Fue el Gobernador; al primer conflicto que se le suscito en el estado por la toma de la presa del Yuribia , sin pruebas y sin razón señaló a Morena y hasta se atrevió a señalar a la Diputada de Cosoleacaque, cuando la compañera en el momento que se le acusa, estaba en sesión en el Congreso en Xalapa… Se le hizo un respetuoso exhorto por medio de un punto de acuerdo en el Congreso de la Unión sobre el tema del agua en la zona sur de Veracruz, y la respuesta del Gobernador fue agresiva con señalamientos falsos y hasta le molestó la petición que garantice el abastecimiento del vital líquido a Coatzacoalcos, Minatitlan y Cosoleacaque… Si quiere que se le de trato de Gobernador que se comporte como tal”.

Lo anterior en referencia a los dimes y diretes que surgieron con la reciente toma (o intento) de la presa Yuribia, que durante años ha sido objeto de chantaje de grupos políticos de la sierra de Tatahuicapan, pero a la vez ha servido como arma para obligar a voltear a una zona empobrecida y lograr servicios que otras zonas indígenas de Veracruz no tienen.

Las acusaciones, efectivamente, comenzaron con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, realizadas la semana pasada en el sentido de embarrar al partido MORENA como los orquestadores de la toma del Yuribia, algo que negó el partido liderado por Andrés Manuel López Obrador, quien a su vez inició una gira por la entidad veracruzana y anunció más fechas para visitar suelo jarocho.

Yunes hizo lo anterior con toda la jiribilla política, pues sabe que los principales simpatizantes de MORENA se encuentran precisamente en la zona sur de Veracruz, donde el panismo/perredismo yunista no tiene mucho eco. Esto, a semanas de que se realicen las primeras elecciones locales para elegir presidentes municipales.

Mientras son peras o manzanas, la fuerza pública tiene tomado el control de la presa ubicada en el municipio de Tatahuicapan y está latente una situación de confrontación entre autoridades y habitantes de la región. (Lo anterior también lleva a la reflexión de que si hay recursos en plena  crisis para sostener a los policías en la zona habiendo otras prioridades de seguridad, especialmente en el sur).

Por su parte, en la zona del Totonacapan, López Obrador arremetió contra Yunes Linares asegurando que el gobernador recibió de Los Pinos un fondo discrecional de 7 mil 500 millones de pesos a cambio de no revelar la manera en que Javier Duarte habría financiado la campaña del presidente Enrique Peña Nieto: supuesta noticia que, según López Obrador, haría cimbrar a México el 1 de diciembre e iba a ser revelada por Yunes.

“Le molestó mucho porque estoy dando a conocer esta relación mafiosa de impunidad entre Chong, Peña y Yunes”, expresó el tabasqueño, según una nota del diario El Universal sobre su tercer día de actividades en gira por el norte del estado,

“Yo estaba esperando lo que iba a revelar. Es lógico, la relación de Duarte con Peña, de contubernio y complicidad, pero hablaron con Yunes, sobre todo Osorio Chong, y llegaron a un acuerdo”, expresó.

“Se fuga Duarte y ya se acaba todo. No lo encuentran, ellos saben muy bien; eso estuvo pactado, eso de la fuga de Duarte y a cambio Yunes con ese chantaje que iba a dar a conocer la relación Peña-Duarte le dan 7 mil 500 millones de pesos en 45 días y se los dan de forma discrecional. ¿Dónde está ese dinero?”, espetó el tabasqueño.

Las acusaciones de AMLO originaron respuestas virulentas de Yunes Linares, quien a través de sus redes sociales oficiales le contestó al ex jefe de Gobierno del Distrito Federal, con mucha diferencia a la prudencia (otros dicen que soberbia) que le caracteriza al veracruzano para hacer oído sordos a señalamientos contra su persona.

“@lopezobrador_ en la democracia y el Estado de Derecho el que acusa debe presentar pruebas ¡hazlo! Vives del presupuesto, eso si está probado”, dijo vía Twitter. Por Facebook escribió: “Decirle que es un vividor del presupuesto no es ofensa, es una descripción objetiva de su realidad. Lo invito a que presente pruebas, donde quiera lo veo. Más pronto cae un hablador”.

Lo anterior, argumentando que “hoy soy Gobernador de los veracruzanos y por respeto a ellos doy una respuesta a la última de sus afirmaciones falsas”.

Para algunos círculos, haber respondido a López Obrador (dirigente moral de un partido) sería rebajarse como gobernante electo, algo que también en su momento le recomendaban a Javier Duarte de Ochoa para no responder acusaciones de Yunes Linares, quien en su momento no tenía ni cargo oficial ni partidista.

Pero al parecer Yunes Linares prefirió hacerle honores a su ya conocida fama de “entrón”, y al originario de Soledad de Doblado se le olvidó que ahora es gobernador, no candidato, cayendo en la dinámica de golpeteos en un periodo de gobierno muy corto.

El asunto es que también se olvidó que antes que a su persona representa al Gobierno de Veracruz; que sus respuestas oficiales deben ser más mesuradas y menos violentas… Pero algo dijo López Obrador que le picó el orgullo a Yunes, y eso apenas en una visita de fin de semana.

Por su parte, Andrés Manuel trepa al escenario nacional al mandatario estatal y lo coloca como uno de los activos del neo-panismo a vencer rumbo a las elecciones presidenciales, además de los otros actores políticos como el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle (estado donde trabaja un ex jefe de Yunes, el ex secretario de Gobernación, Diódoro Carrasco); el dirigente partidista Ricardo Anaya; y la ex primera dama Margarita Zavala.

¿Quién perderá o ganará más? Ya se verá en las próximas semanas, porque la guerra parece que seguirá escalando entre Yunes y MORENA en Veracruz, que a su vez es la antesala de lo que ocurrirá en 2018.

EPÍLOGO: Panistas exhortando tratar mejor a empleados despedidos del gobierno estatal; perredistas subrayando que iniciativas de Yunes entraron a destiempo… ¿A poco ya se pelearon tan pronto con el Ejecutivo?… Chiaaaaale…

@pablojair

10 de enero de 2017

Ivonne no es mala propuesta: no la pierdan de vista


Una vez que fueron elegidos los candidatos a diputados federales, en marzo del 2015, en el Comité Ejecutivo Nacional del PRI se realizó el Seminario de Planeación y Alineación Estratégica, que básicamente eran conferencias y talleres para todos los candidatos del país.

Lo idea era capacitar y motivar a los candidatos en temas como oratoria, imagen, estrategias electorales, redes sociales, etcétera. Hubo gente como el famoso entrenador de medios Yago de Marta, entre otros especialistas.

Una de las conferencias que más llamó la atención fue la de la entonces secretaria general del PRI, Ivonne Ortega Pacheco, ex senadora y ex gobernadora de Yucatán, quien sin hacer mucha demagogia, compartió con el público su experiencia personal.

Habló de sus primeros pasos como lideresa social de su natal Dzemul y su carrera política que podría catalogarse como vertiginosa: según su currículum, fue presidenta municipal de su pueblo en 2001 y después diputada del Congreso de Yucatán; en 2003 fue diputada federal de Yucatán a la LIX Legislatura, y en 2006, senadora, donde se desempeñó como secretaria de la mesa directiva.

Pero lo que más conmovió a la audiencia fue la narración sobre su propia superación: luchando por su salud mostrando fotos de la obesidad que le afectó durante su juventud; abriéndose espacios en un mundo conservador como lo es la sociedad yucateca; habló sobre las agresiones que sufrió por ser mujer y su faceta como una orgullosa madre soltera, que además también comparte (como una inteligente estrategia mediática) en redes sociales, dejando a los chismosos cibernautas asomarse a su vida privada.

Ivonne Ortega dio ese día cátedra de cómo un político debe venderse: abriendo su propia vida sin ánimos de triunfalismos fabricados y sin presumir banalidades como universidades de lujo. Acompañado el contundente mensaje con un álbum fotográfico de imágenes personales.

Se recuerda que fue una de las conferencias más aplaudidas al término de la misma. Ivonne se supo vender como gente de pueblo y ese mismo mensaje lo ha compartido en varias ocasiones: en Veracruz, por ejemplo, en una gira de apoyo a los candidatos a diputados federales, dio un fuerte impulso a Lilian Zepahua -hoy legisladora por Zongolica- quien a media campaña anunció su embarazo como madre soltera y se supone eso le habría afectado en su imagen, pero fue todo lo contrario: la levantó y ganó.

A la hora de la sesión de preguntas y respuestas, varios fueron quienes expresaron su admiración a la carismática secretaria general del PRI, y quien hizo el cuestionamiento obligado fue un candidato de Tabasco, quien abiertamente le propuso: “¿No quieres ser candidata a la Presidencia? Porque varios aquí estamos impresionados y te queremos de presidenta de México”, lo que arrancó aplausos y consentimiento entre la multitud.

No lo ventiló en el momento, pero más tarde Ivonne declararía sus pretensiones para buscar la Presidencia de la República.

En la columna ARSENAL, de Francisco Garfias, publicada el 14 de abril de 2016 en el diario Excélsior, retoma en entrevista con la yucateca sus intenciones:

“La primera vez que habló públicamente del tema fue en la entrevista que publicó El Universal el 23 de marzo pasado. Era un lunes de Pascua. Al día siguiente fue a la sesión en la Cámara de Diputados. “Vi diez caras feas (entre los priistas) y 200 sonrientes”, nos dice la yucateca.

-¿Qué de diferente le ofrece a los mexicanos? —le preguntamos.
-Mi historia —replica casi en automático”.

Quizás no sea descabellado para el PRI que Ivonne Ortega pueda, a dos años del camino a las elecciones presidenciales, sumarse como precandidata y romper con la inercia de que sea un candidato varón el que sea quien abandere a un partido que está pasando por una de sus peores crisis de credibilidad, con un escenario adverso donde se prevé que el tricolor no va a retener a Los Pinos.

Y es que si el presidente busca dejar a alguien cercano a él, difícilmente podrán quitarse el estigma de errores y escándalos como la Casa Blanca o el Gasolinazo, que están siendo criticados hasta por los propios priistas.

Dicen que el bueno del PRI para la candidatura presidencial es el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien maneja un bajo perfil en los últimos y tormentosos días para dejar que el moco que prevalece a nivel nacional en estos momentos le pegue a sus compañeros de gabinete Meade y Videgaray. Sería un candidato desgastado.

Pero Osorio, a diferencia de Ivonne, no puede maniobrarse tan públicamente por su cargo y carece del carisma de la yucateca. En Veracruz, quizás Chong tenga ventaja porque controla algunas importantes delegaciones federales como la de Desarrollo Social y su conocida cercanía con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, a quien los une una amistad de varios años.

Ivonne por aquí también podría tener las simpatías de las mujeres y hombres que la conocen y han estado cerca de ella. No es mala opción para los priistas que están yendo a contracorriente de la cúpula del poder: una nueva corriente crítica que está resurgiendo contra el mexiquense y la actitud entreguista (buttocks ready) del presidente del PRI nacional, Enrique Ochoa Reza.

Hace apenas unas horas, Ivonne subió a redes sociales (que es experta manejando) al menos tres videos donde le contesta a Peña Nieto su ya viral #quéhubieranhechoustedes y lanzó desde este lunes el movimiento “Hazlo por México”, a través del cual recorrerá el país.

Lo dicho: no pierdan de vista a la yucateca, que además se apellida Ortega y eso no cualquiera.

@pablojair

9 de enero de 2017

Inicia la guerra entre Morena y Yunes; ¿teatro en el Yuribia?


Veracruz es un tema electoralmente importante para los partidos políticos. Es el tercer padrón electoral más grande en el país, y con ello se moverán las próximas elecciones del 2017 y 2018.

Se ha comentado que en Los Pinos el interés real no era si el PRI retenía la gubernatura de Veracruz en las pasadas elecciones locales, sino el gran avance del partido Movimiento Regeneración Nacional --MORENA-- en la entidad.

Antes de la ratificación de su triunfo por parte del Tribunal Electoral, Miguel Ángel Yunes Linares anunciaba que tenía información que iba a “cimbrar al país”; los especialistas hablaban de un chantaje en caso de que no lo dejaran llegar a la gubernatura, como el mismo Yunes aseguraba ante medios… Pero el día llegó y Yunes no cimbró a nadie…

Desde aquí se planteó que a lo mejor el anuncio “cimbrador” de Yunes podría haber sido en contra del líder de MORENA, Andrés Manuel López Obrador, por ser un personaje de relevancia nacional y porque el gobernador de Veracruz no se enfrentaría directamente con el presidente Enrique Peña Nieto. Además, lo más probable es que esa información “cimbradora” sirva mejor para otros tiempos electorales, como los que se avecinan.

No es secreto para nadie que las próximas elecciones locales serán una medición de fuerzas entre el PAN/PRD y MORENA, pues el PRI está totalmente perdido en el panorama.

Dos señales claras de lo último mencionado: los gasolinazos y el anuncio de aumentos de tarifas de luz y gas terminaron por hundir al PRI; de paso las reformas energéticas y educativas golpearon fuertemente a grupos plenamente identificados con el tricolor en Veracruz como los maestros y los petroleros, que prefirieron emitir su voto a favor del PAN o MORENA. Otra señal fue el reciente evento de la Ley Agraria, donde fue notable la división de la cúpula nacional con los líderes estatales, al grado de que el presidente del PRI estatal, los senadores y diputados federales veracruzanos no lucieron en el evento y los dispersaron en el presidium: la unidad presumida siempre por el PRI, totalmente desbaratada, inexistente.

A lo anterior súmese la postura que ha adoptado el PRI vía su presidente nacional, Enrique Ochoa Reza, originando críticas al interior de su propio partido de que está más dedicado a defender las políticas tecnócratas de gobierno que las causas sociales que el tricolor dice abanderar.

Ante la debacle priista, MORENA ha sabido capitalizar también las recientes protestas contra el “gasolinazo” al presumir que fue el único partido que votó en contra y advirtió el escenario actual de inconformidades. Al comenzar los saqueos y el vandalismo, también quisieron embarrar al partido que lidera López Obrador como el incitador, vía mensajes de Whatsapp y redes sociales, donde cundió la psicosis y la desinformación.

MORENA ha ganado una fuerte presencia donde el PRI de plano ya está erradicado y uno de esos espacios es precisamente también el de las redes sociales. El Yunismo también tiene una muy buena operación a través de esta vía y ha utilizado estas herramientas que los viejos jerarcas del PRI todavía no acaban por entender.

De entrada, esta sería una de las primeras batallas entre MORENA y el PAN/PRD, especialmente por la generación Millenial que ya domina la votación, misma a la que el gobernador Yunes Linares se dirige a través de las redes, dejando de lado el antiguo método de los boletines oficiales en medios tradicionales. En el PRI sólo siguen presumiendo a Don Carlos Brito y aguantando las ocurrencias de Ochoa Reza.

Otra batalla reciente y notable fue la guerra de declaraciones sostenida entre el gobernador y líderes de Morena, ya que el primero los acusó de estar detrás de la toma de la presa Yuribia, que abastece de agua al sur de Veracruz. Lo anterior cobra relevancia porque precisamente uno de los bastiones de MORENA es la región de Cosoleacaque, Minatitlán y Coatzacoalcos, por lo que sería incongruente que los morenistas afectaran a municipios donde abundan sus simpatizantes y Yunes, junto al PAN, no lucen.

Los lopezobradoristas se deslindaron de la toma de la presa y llama la atención que los manifestantes en Tatahuicapan, conocidos por su bravura pero controlados por conocidos líderes perredistas (la otra podría ser que MORENA ya se haya dejado infiltrar y ya estén chaqueteando), dejaron que Yunes se apersonara para abrir las válvulas y cantar victoria en un conflicto que ocurre de manera constante. Quienes conocen el sur y la sierra coinciden en que la toma parece sólo un teatro armado entre perredistas con panistas, pero con intenciones de culpar a MORENA en su zona de simpatías.

La otra parte que no debe perderse del asunto del Yuribia ya no es una lucha social: es de intereses.

El sur también es el nicho más fuerte de votos para quien sería una fuerte candidata a gobernadora por parte de MORENA, la diputada federal Rocío Nahle, apoyada por petroleros perjudicados por la reforma energética, por el magisterio en contra por la reforma educativa y por el influyente consorcio de medios encabezado por la familia Robles, que comenzó precisamente en Coatzacoalcos.

Por su parte, en el ajedrez nacional, no se debe perder de vista la real preocupación de la élite política de este país: que MORENA y López Obrador ganen la Presidencia de la República, especialmente ahora que tienen un escenario con Donald Trump como presidente de los Estados Unidos y que, aparentemente, le da una gran ventaja al tabasqueño. PAN y PRI han ido unidos con el discurso que tilda a AMLO de populista y ser un peligro para México.

Por todo lo anterior, no se dude que el PRI ya sabe que 2017 (y quizás 2018) lo tiene perdido; que en este escenario, el frente común entre el PAN y PRI será no dejar que avance MORENA en Veracruz en el tercer padrón más grande del país.

Y no es que uno sea “pejezombie”, pero ya se va viendo por donde va la cosa: el Distrito Federal lo tiene fácilmente ganado MORENA y habrá que ver cómo le irá en el Estado de México. Con esas dos entidades, más la jarocha, AMLO tiene prácticamente asegurada la Presidencia. Al tiempo.

@pablojair

6 de enero de 2017

Saqueos, muertos, federales y llevar agua para el molino político


1.- Desde diciembre se dio a conocer de manera oficial que a partir del 1 de enero quedarían liberados los precios de la gasolina, lo que se bautizó como el “Gasolinazo”; tarifas oficiales de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) detallaban que Veracruz tendría la gasolina más barata del país, pero con un incremento de por lo menos 4 pesos al precio que se mantenía hasta ese momento. En las últimas horas del 31 de diciembre se pudo ver estaciones de gasolina cargadas de vehículos, haciendo compras de pánico, para poder llenar tanques y bidones con el precio todavía subsidiado. En esas horas también se conocía que subirían las tarifas de la luz y el gas LP: un golpe tremendo a la ya de por sí frágil economía de los mexicanos. Lo anterior, sobra decirlo, mostró un enojo generalizado. También hay que sumar el aumento del precio del dólar, que ya rebasa los 20 pesos y hay rumores de que puede llegar hasta los 23 o 25 pesos.

2.- En la entidad veracruzana comenzaron a haber protestas por los gasolinazos, especialmente en la región de Córdoba y Veracruz; originalmente sólo fueron pequeñas marchas y concentraciones en espacios públicos. El asunto escaló después a la toma de las gasolineras y bloqueo de tramos carreteros. Le siguió el vandalismo, como ocurrió en Villa Allende, Coatzacoalcos.

3.- Veracruz vive su propio descontento aunado al nacional por el aumento de tarifas de agua, luz y gas: los despidos masivos en dependencias de gobierno a nivel estado y el asunto de inseguridad. El desempleo, los malos salarios, podrían convertirse en factor para delinquir. Tampoco hay que dejar de lado el gran crecimiento del empleo informal, donde existe una gran venta de contrabando y productos pirata ligados al crimen organizado: en el Pueblo Mágico de Coatepec, por ejemplo, ha crecido de manera inconmensurable el comercio ambulante.

4.- Por la mañana del 4 de enero, en la conferencia del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, anunció que habría castigos en contra de quienes vandalizaron y anunció que se retirarían concesiones al transporte público como castigo por participar en presuntos delitos mientras se realizaban las protestas contra el gasolinazo.

5.- Al mediodía, el presidente Enrique Peña Nieto atiza más el panorama al dar un mensaje donde reitera que seguirá el plan del gasolinazo y de paso anuncia el regreso de Luis Videgaray, su ex secretario de Hacienda, ahora investido como canciller de la república. A Videgaray se le repudió en su momento como el responsable de invitar a Donald Trump a Los Pinos, que tampoco fue del agrado popular. En conferencia de prensa, el nuevo titular de Relaciones Exteriores también admite que no es diplomático y que llegó –en plena crisis– a aprender de la materia.

6.- Horas más tarde, el saqueo en tiendas del puerto de Veracruz rebasa por completo a los cuerpos de seguridad. Incluso hay testigos donde afirman que los policías prefirieron mejor no actuar ante las turbas enardecidas que literalmente vaciaron las tiendas de manera violenta. En un primer boletín, el Gobierno de Veracruz responsabiliza en parte a los transportistas y reitera que serán retiradas sus concesiones públicas. Horas más tarde, periodistas en redes sociales evidencian que efectivamente hubo taxistas que mientras tomaban de pretexto el “gasolinazo”, también estuvieron saqueando tiendas, lo cual se extendió hasta este jueves 5 de enero.

7.- El vandalismo también crece también a nivel nacional. La Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) reportó que la situación afectó establecimientos en Chiapas, Tabasco, Puebla, Veracruz, Estado de México, Michoacán, Hidalgo y Ciudad de México, pero también se dice sobre algunos casos en Quintana Roo. Estados como Nuevo León también sufrieron ataques a sedes del gobierno estatal. También coinciden los mismos resultados en las primeras investigaciones: usaron redes sociales y mensajería para hacer crecer el pánico; hay que recordar que en Veracruz hay un antecedente cuando por las mismas vías comenzaron a difundir mensajes falsos de balaceras, lo que originó todo un caos en la zona conurbada.

8.- Peña Nieto hace oídos sordos a la voces que piden que se cancele el “Gasolinazo”, entre ellos partidos políticos, legisladores y hasta la Iglesia Católica: la Conferencia del Episcopado Melicano exhortó al gobierno federal a reconsiderar el gasolinazo para bajar el precio de los combustibles, esto debido a que ya género gran malestar entre la población por afectar considerablemente la economía de las familias mexicanas.

9.- El jueves 5 de enero, transportistas se organizan en todo el país y toman las carreteras y accesos a ciudades como protesta al aumento de combustibles, lo que aprovechan grupos vandálicos para seguir con los saqueos. En Minatitlán los camioneros prefirieron cancelar la protesta porque gente en motocicletas comenzaron a llegar en grupos muy violentos para asaltar tiendas. Grupos de choque conformados principalmente por delincuentes reincidentes, que se organizaron para ir de tienda en tienda a robar, apoyados por taxistas.

10.- A nivel nacional retumban situaciones como el desabasto en gasolineras de Oaxaca; en el norte de la república, empresarios anuncian que ya no comprarán ya a Petróleos Mexicanos el combustible y un ducto de Pemex explotó en el Estado de México.

11.- En resumen, pese a las acusaciones que se hicieron entre partidos políticos y que también abonaron enviando fotografías, audios y videos de la supuesta participación de militantes, no hay que perder de vista que los saqueos fueron un conflicto a nivel nacional derivado de mensajes en redes sociales (que demuestran su poder de convocatoria, no necesariamente noble, como en el caso de los XV años de Rubí) y atizado por el descontento del “Gasolinazo”, el dólar y el mal manejo político del gobierno federal. Delincuentes oportunistas también intervinieron para llevar agua para su molino y se comprueba cuando el Gobierno de Veracruz informa que entre de los detenidos hay personas con antecedentes penales.

12.- No hay que perder de vista que los días más álgidos del “Gasolinazo” se dieron también durante las fechas de Días de Reyes, que también es buen pretexto para los saqueadores para hacerse de regalos para la familia.

13.- Es probable que también los saqueos sirvan como un desfogue natural para el descontento general. Según expertos, las tiendas efectivamente tienen pérdidas millonarias, pero es probable que también estén asegurados para estos casos; las mercancías se recuperan y volverán a vender y a recuperar lo perdido.

14.- Nuevo mensaje del presidente Enrique Peña Nieto, la noche de este 5 de enero, es en el sentido de que su gabinete se reducirá en 10% el sueldo de los altos funcionarios de su gabinete: asegura que antes de adoptar esta medida, el gobierno de la República recortó su gasto en casi 190 mil millones de pesos, además se han eliminado alrededor de 20 mil plazas laborales. También dice que el gobierno no recibirá ni un centavo más de impuestos por este incremento. La realidad es que hasta dentro del PRI hay personajes de peso como el senador Patricio Martínez, ex gobernador de Chihuahua, quienes públicamente han manifestado su descontento por las medidas impopulares del gobierno. El mensaje tampoco fue bien recibido por la población: Peña ha perdido la poca popularidad que le quedaba.

15.- En Veracruz, el gobernador Yunes Linares desmiente que haya muertos por los actos vandálicos, pero no voltea a ver el caso de Agua Dulce, municipio donde se salió todo de control y hay por lo menos tres fallecidos. Intentó personalizar los operativos contra los saqueadores, pero ante la magnitud del asunto, lo único que se le ocurrió fue proponer darles despensas a la gente. Gracias seguramente a su cercanía con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, le envían policías federales para reforzar la vigilancia, aunado a que la delincuencia organizada sigue con las ejecuciones en algunos puntos del estado. Lo anterior es buena señal, porque hay un contacto de primer nivel que el prófugo Javier Duarte no tenía; pero a la vez evidencia que la Policía Estatal no ha tenido la capacidad de respuesta ante la inseguridad y eventos como los saqueos y vandalismo recientes.

16.- Canaco reporta, hasta este viernes 6 de enero, pérdidas por más de mil millones de pesos por saqueos en Veracruz En la zona Veracruz-Boca del Río se reportan más de 150 negocios afectados.

17.- Las protestas contra el Gasolinazo siguen este viernes y se prevé que sigan extendiéndose por dos motivos: la causa justa de la población afectada y los partidos políticos que aprovecharán para capitalizar lo que consideran un grave error del gobierno de Enrique Peña Nieto, justo a pocos meses de elecciones locales, que son la antesala del 2018: los comicios para la Presidencia y la Gubernatura del Estado.

@pablojair